Entrevista “Negro” García – Balonmano a Río

Fernando García – Arquero – Encarando su segundo Juego Olímpico

¿Cómo se viene preparando esta nueva ilusión olímpica?

FG: Entrenamos muchísimo, hicimos una muy buena preparación. Más fuerte en comparación a la de Londres pero porque también tuvimos más tiempo. En el 2012 jugamos el Panamericano y a la semana viajamos para los juegos. Esta vez fue mejor, más planificado, con tiempo de prepararnos físicamente y ahora con los últimos ajustes de pelota. Veo que el grupo está muy metido, hay intensidad en el entrenamiento, así que con mucha ilusión.

¿Cuáles son las claves del entrenamiento en los arqueros?

FG: Nosotros trabajamos mucho físicamente, quizás no tenemos la resistencia aeróbica de los jugadores que tienen que correr ida y vuelta, lo nuestro pasa más en tiempos cortos. Hacemos muchos ejercicios coordinativos y de reacción. Hablamos mucho. Con Matías (Schulz) ya tenemos casi 35 años y ya nos conocemos nada más con mirarnos, intentamos ayudarnos mutuamente. En este momento estamos con el tema videos, junto al cuerpo técnico preparando todo. El tema videos es clave para todos pero más en los arqueros. Con mati antes de cada partido nos juntamos a prepararlo, los tiros, lo que cada uno vio.

Es una ayuda mutua

FG: Sin dudas. Compartimos habitación desde siempre. Trabajamos cada uno individualmente y después hacemos un intercambio para ver qué es lo que resalta cada uno. Trabajamos a favor del equipo. No somos Matías Schulz y el negro García, somos los arqueros de la selección argentina y trabajamos para ella.

Foto Nacho Amiconi

Debe ser difícil manejar tantas sensaciones antes del torneo ¿Qué cosas se te vienen a la cabeza en este momento?

FG: Muchas cosas. El club con amigos, toda la carrera. Tener los juegos como una meta. Es una satisfacción. Cada uno se mete en la cabeza una idea, intenta conseguirla. Pensamos el ciclo olímpico como si fueran finales. Ir creciendo año tras año. Es la única manera de conseguir cosas

El Panamericano de Buenos Aires fue un poco como un llamado de atención. Le podemos ganar a cualquiera pero nos puede ganar cualquiera también.

FG: Son cosas que nos pasan. Cuando jugamos con equipos en los papeles inferiores no siempre tenemos los mejores partidos. Comenzamos muy bien pero bueno, es un llamado de atención y viene bien para saber que no hay que relajarse. Siempre es bueno estar con la soga al cuello un poquito. Es una situación en la cual ahora estamos un poco más cómodos. Es momento de seguir con esta filosofía.

¿Recordás cómo surgió la arenga, después de cada himno argentino?

FG: El himno es la parte más representativa del equipo y es un momento que lo tomás como llamado a la guerra. Sacás todo lo que tenés adentro, intentando hacer un poco de juego psicológico al rival.