Con el tiro del final

Ferro venció a Quilmes por la mínima y se quedó con un triunfo muy valioso con de cara al cierre del Clausura y a la clasificación a los torneos posteriores.

En un partido súper intenso, el conjunto de Caballito comenzó aplicando la nueva regla  de los siete jugadores. En sus primeros ataques, dio éxito pero con el correr de los minutos, el club alemán logró defenderse y complicó el ataque del local, siendo así que el arquero de la visita, lanzó tres veces arco a arco convirtiendo tan solo uno de los lanzamientos mientras que otro se estrelló en el travesaño.

El equipo del sur de Buenos Aires, a través de la efectividad de los Torres, de la velocidad de Testa y de la gran actuación del arquero se fue al descanso dos arriba, 9 – 11.

En la segunda parte el “Verdolaga” se puso en igualdad de condiciones que su rival, pero los de Quilmes lograron sacar una leve ventaja de tres goles que parecía definitiva, sin embargo, gracias a las brillantes actuaciones del arquero de Ferro, Datsira, y a la capacidad goleadora de Arce, se pusieron en partido hasta llegar a sacar dos goles de diferencia faltando poco menos de 10 minutos.

En el final del partido, como en casi todo el segundo tiempo, el lateral derecho de los alemanes Truffini, convirtió a través un “cañonaso” desde una posición algo incómoda restando solamente 20 segundos y emparejando el encuentro en 21. El equipo local sacó rápido del medio y el adversario cortó con falta cerca de la línea de 9 metros, quedando 2 segundos en juego. Testa, quién se había quedado con la pelota en sus manos, lanzó al arco rival, cuando la posesión de la misma era para Ferro.

En primer lugar los árbitros cobraron tiro libre, pero luego aplicaron la nueva regla que en situación de “sabotaje” esa jugada debería ser marcada como penal. Y así fue, penal con el tiempo cumplido. El encargado de ejecutarlo era el menor de los Bustamante, quién se había hecho cargo de todos los penales del equipo durante el encuentro.

Con la señal de los árbitros, Bustamante convirtió el gol, dándole la victoria más que necesaria para los de Caballito.

En la próxima fecha Ferro debe visitar a River siendo otra final más. El ganador clasifica al Nacional del año que viene. Y si el vencedor son los de verde, le manda la presión a Unlu que tiene que ganar para ser campeón.

Por el lado de los de Quilmes juegan también su clasificación al Súper 7, que deben enfrentar en un mano a mano a Dorrego.