Unlujazo de equipo

Luego de terminado el primer encuentro, con muchas polémicas incluidas, entre el local Ferro y la visita Sag. Ballester fue el momento de presenciar para los cientos de personas que se acercaron hasta el nuevo Multiestadio, la segunda semifinal del Super 4 edición 2016 entre River Plate y UNLU.



Riccobelli y Vazquez seguían anotando para sus equipos y el marcador no se movía mucho en cuanto a ventaja, con UNLU  arriba por tres tantos (8-5)  luego de que Vella consiguiera parar un tiro penal al gallego (15min). Pizarro, que estaba sin mucho juego y peso en el partido debido a la marca personal planteada por River desde que ingreso al campo, es excluido 2 minutos por una falta y UNLU se queda con uno menos. Sin embargo River no puede ponerse a tiro ya que Riccobelli continuaba convirtiendo goles, incluso de fantasía al soltar un globo encima de la cabeza de Canzoniero.

A partir de este momento River cambió la defensa y UNLU comenzó a cometer muchos errores de pase y manejo de pelota, además de malas decisiones de lanzamiento que le permitieron al millonario comenzar a acercarse en el marcador hasta conseguir el empate (10-10). UNLU estaba desconcertado en la cancha y no paraba de perder pelotas o lanzar al cuerpo de Canzoniero, que soltó  varias contras para habilitar  al extremo Mariano Castro.  

Las cosas comenzaron a calentarse debido a algunas sanciones de la dupla arbitral que el banco y los jugadores de UNLU consideraron muy desacertadas, culminando el primer tiempo con un penal en favor de River que Lima facturó para irse al descanso ganando por 1 (11-12)

Iniciados los segundos 30 minutos, los dirigidos por Pablo Sznitowski anotaron para ponerse a dos de ventaja (11-13). Pero UNLU rápidamente cambió la actitud con la que terminó el  primer tiempo y salió a empatar y adueñarse del partido, consiguiéndolo de la mano de Mauro Mingorance  desde el extremo izquierdo con una contrarosca mágica al primer palo. De esta manera siguieron pasando los minutos, con los de San Fernando nuevamente a tiro y pasando al frente con  dos de ventaja para dar vuelta el tablero. River se encontraba con la mira desviada, al estrellas varios tiros de 9 metros contra los palos o tirando directamente afuera la pelota y sin poder encontrar goles fáciles.

A los 7 minutos del segundo tiempo Federico Pizarro convierte su primer y único gol en todo el partido, debido en su mayoría a la marca personal que estuvo pegado a él durante casi todo el encuentro. En este momento del partido comenzaron a aparecer los Gladiadores y UNLU estuvo más suelto y cómodo para jugar a lo que sabe. Juampi Fernandez anotó un gol de fantasía al soltar una tendida por sobre la humanidad de Canzoniero , para irse 4 arriba (17-13).

Para empeorar las cosas en River salió lesionado Vazquez, que ya no volvería a la cancha debido a una lesión grave en su pierna. Ambos conjuntos comenzaron a rotar el banco de suplentes, UNLU para dar respiro a los titulares y frenar las cosas, River para intentar descontar por medio de los Juniors y los jugadores menos experimentados. El equipo de Robledo  ajustó la defensa 6-0  y esperó a que el millonario lanzara de 9 metros. Vella respondía y sacaba la contra para que Farías o Robert facturaran. De esta forma UNLU se fue despegando de a poco y sacando una ventaja ya inalcanzable para los dirigidos por el Roña.

Ya sobre el final Lucas Grandi, el punto fuerte en ataque para River, anotó desde los 9 y 7 metros, pero ya estaba todo terminado. Solo hubo tiempo para una roja a Canzoniero al salir a cortar una pelota y llevándose por delante a Farias, desatando la bronca del banco de UNLU. Vella cerró el arco y UNLU siguió anotando de contraataque para cerrar un marcador final de 30-23 que deposita a los de San Fernando en una nueva final nada más y nada menos que ante el dueño de casa.

En un encuentro complicado para los de San Fernando finalmente terminó pesando la experiencia sobre la juventud de un renovado River con muchos jugadores jóvenes y mucha proyección a futuro. Varios protagonistas dieron sus impresiones sobre el partido y como se vivió, además de las opiniones sobre lo que viene para el 2017:

Nicolas Vella:Estamos en la final por el recambio y los grandes jugadores que tenemos, eso influyó mucho ya que tienen mucha calidad y están en la Selección. Ellos (River) en el segundo tiempo a los 5-10 minutos comenzaron a sentir el cansancio y gracias a nuestra rotación pudimos sacar la diferencia. Mañana va a estar difícil, estamos en su casa (Ferro). Le ganamos las dos veces este año pero es un partido diferente”.

Federico Pizarro: “El primer tiempo estuvo muy parejo. En el segundo la clave fue que empezamos a defender y ahí se rompió el partido. Es merecido lo de Ferro porque pudo llegar a la final y ojalá que pongan árbitros que estén a la altura del encuentro”

Julian Felenbok:”El primer tiempo estuvo parejo entre los dos equipos, pensamos que podíamos mantener el nivel y la dinámica de UNLU de esa forma pero en el segundo nos vimos abarrotados por la técnica, las corridas y los contraataques. Es una lástima pero hay que seguir […] Hay muchos jóvenes, juveniles y juniors ,jugando semifinales y finales así que hay mucho futuro”

Gabriel Canzoniero:Nos falto un poco de idea en el segundo tiempo. En el primero los tuvimos controlados e hicimos las cosas bien y en el complemento apostamos a matar o morir, lamentablemente no salió.

Matias Lima: “Creo que el primer partido jugamos bien, tuvimos mucho desgaste y el calor dentro de la cancha influyó. En el segundo entramos cansados, la verdad es que los chicos de UNLU juegan muy bien, son rápidos, saben lo que hacen, le dan continuidad, en defensa son bastante duros así que se nos complicó un poco. Creo que fallamos en los momentos que tendríamos que haber acelerado y se nos dificultó en eso.[…] A principio de año hablamos sobre el recambio y sabíamos que teníamos a muchos jugadores jóvenes, era también un objetivo que los chicos tengan más continuidad, empiecen a jugar. Por suerte hoy tuvimos la suerte de disputar la semifinal de un Super 4 con muchos pibes en cancha y eso es lo más lindo. Yo ya estoy un poco grande y me cuesta más, pero cuando salgo sé que entran chicos que tienen un futuro enorme y con una calidad de juego impresionante”.

 

Por Sebastián Bustos Gomez