Revancha nórdica


Noruega venció 35-30 a Francia en un partidazo por la tercera fecha de la segunda ronda de la clasificación al Europeo de Croacia 2018. Con este resultado comparten la cima del grupo 3 con cuatro puntos junto a Lituania, que le ganó a Bélgica. 



Se reeditaba la final del Mundial de este año, pero esta vez en tierras nórdicas. El último subcampeón, Noruega, recibía a Francia, aquella selección que le arrebató el título en París, por la tercera fecha del grupo 7 de la segunda ronda de clasificación al Europeo de Croacia 2018. Había clima de revancha.
Los locales arrancaron mejor en el primer cuarto de hora y se volvieron fuertes en la faceta defensiva. Impidieron que los galos encuentren la efectividad necesaria para lastirmalos. Mientras que a la hora de atacar, hicieron estragos con las combinaciones entre Sagosen y Johannessen con el pívot o mismo con las fijaciones a gran velocidad.
Si bien Francia durmió en defensa durante ese lapso y sufrió a las figuras nórdicas, cuando recuperó la pelota apostó por el contragolpe y los pases a Sorhaindo y Luka Karabatic en el posicional para mantenerse en partido. Además, la entrada de Omeyer al arco por Gerard, quien no demostró su mejor nivel, le dio vitalidad a los de Didier Dinart con atajadas claves.
Solucionado el problema defensivo, les Experts poco a poco mejoraron la afectividad en el arco contrario y superaron la barrera del 30% que tenían hasta los primeros veinte minutos hasta conseguir el empate a falta de 5. Sin embargo, Noruega es un equipo que aprovecha casi todas las oportunidades que se le presenten. Sobre el final del primer tiempo cometió menos errores y pudo irse al descanso ganando 12-10.
Parecía que se habían medido y analizado hasta dicho entonces, más que nada por lo hecho en el complemento. A partir del comienzo de la segunda media hora, el choque se tornó palo a palo. El conjunto galo metió un parcial de 5-2 en los cinco minutos iniciales y Berge pidió tiempo para acomodar a Noruega.
Y el tiempo pedido dio sus frutos. Su equipo subió el ritmo, tanto para contragolpear como hacer posicionales cortos. Una coordinación y a cobrar. La primera línea lastimó con lanzamientos de nueve metros y fijaciones rápidas. Sagosen no se cansó de hacer goles y al igual que en el Mundial, se volvió pilar clave en el ataque. El futuro lateral del París Saint Germain se convirtió en el máximo goleador del encuentro con 13 dianas.
Pero si nos referimos a rendimientos similares al Campeonato del Mundo, hay que destacar la labor de Torbjørn Bergerud. El jóven arquero noruego de 22 años respondió en las difíciles. Cuando les Experts acechaban el arco, él apareció para darle la ventaja a su selección y poder sentenciar el triunfo por 35-30.
Quizás el ambiente no fue el mismo que en aquella final en París, pero Noruega se tomó revancha y se quedó con los dos puntos. También le negó a Francia la posibilidad de escaparse en el grupo y ahora ambos comparten el liderato junto a Lituania.
Por @MatyMedinilla