U.N.Lu. se quedó con el bronce

La Universidad Nacional de Luján derrotó 30-27 a S.A.G. Villa Ballester y consiguió el tercer lugar del Panamericano de Clubes tras cinco días de competencia.



 

“No nos vemos como candidatos, pero vamos a dejar la piel hasta el final”, dijo Juan Bar el primer día del Panamericano de Clubes. Y el experimentado arquero de Universidad Nacional de Luján no erró para nada al hablar por su equipo.

El arquero de UNLu tuvo un Panamericano de alto nivel. PH: Nacho Amiconi.mebal

U.N.Lu. llegó a la quinta fecha tras las caídas al hilo ante Pinheiros y Taubaté (los brasileros que luego definirían el campeonato) y sabiendo que ya no tenía chances de clasificar al Súper Globe. Pero aún sí le quedaba otro partido definitorio en su debut panamericano y no quería irse sin el podio.

El rival era la Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester, el local, aquel al que derrotó tanto en el la final del Apertura como en la del Nacional del año pasado. El ambiente en el estadio mundialista parecía el de una final, con aires de revancha para uno y revalidación de ser el actual mejor equipo argentino para otros.

Tal cual como comentó Bar al principio, el elenco de San Fernando dejó todo hasta que terminó. Intensidad y ganas desde que arrancó el partido se vivieron de su lado. Los bombazos de nueve metros al arco rival se volvían en gritos desaforados. Y ni hablar de cada atajada del portero.

Pero la Universidad no sólo fue más por las individualidades en cuanto a nombres de Selección, sino también porque se equivocó menos y aprovechó las oportunidades que se le presentaron. Sobre el final del primer tiempo sacó cuatro goles de ventaja y a partir de allí nunca estuvo por debajo en el marcador.

Además, en los momentos en los que Balle intentó acercarse, apareció el ex S.A.G. Polvorines demostrar su gran nivel y volverse la figura del partido. El intratable arquero poco a poco le daba el tercer puesto a todos sus compañeros, hasta concluir el 30-27 a favor. U.N.Lu. era el nuevo bronce el Panamericano y lo festejaba con su gente.

Pero entre tanto fervor, hubo alguien que calmó las aguas. Ni bien finalizó el choque, su director técnico, Pablo Robledo, demostró un gran gesto: le pidió a la hinchada que no cante en contra de la Sociedad Alemana para no generar disturbios.

 

Balonmano a Tus Pies pudo hablar con varios de los protagonistas del bronce internacional

Juan Bar: “El golpe con Pinheiros fue duro pero supimos salir adelante para conseguir el podio. Todavía quedan dos torneos de la Fe.Me.Bal, el Nacional y el Súper 4. Además, espero poder volver a estar en la Selección Argentina”

“El objetivo era poder intentar bajar a un brasilero, pero como no se dio nos propusimos terminar el torneo con una sonrisa en la cara y por suerte se dio la victoria” dijo Guido Riccobelli respecto al partido. En cuanto a lo que viene reconoció que “hay que ganar todo de nuevo, tenemos equipo y las condiciones para defender los títulos”.

Mauro Mingorance fue claro sobre los objetivos que tenía y tiene U.N.Lu.: “Aspirábamos a poder ganarle a los brasileros, pero nuestro segundo objetivo era entrar en el podio. Ahora la idea es seguir siendo el #1 de Argentina, tanto a nivel metropolitano como nacional”.

Si bien no se pudo conseguir el título, Robledo rescató “todo el esfuerzo y la entrega de todos los muchachos. No es poca cosa ser el tercer mejor equipo de América”.