Empezó el Panamericano Femenino de Selecciones

Paraguay, Chile, Argentina y Brasil arrancaron con el pie derecho y ganaron en sus respectivos debuts del torneo



Arrancó el XVII Panamericano Adulto Femenino de Selecciones y la Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester volvió ser sede de un torneo continental por segunda vez en menos de un mes. Buenos Aires nuevamente es parte de otra fiesta del handball.

 

Paraguay inauguró el torneo con una victoria

El estreno de la máxima cita de selecciones de América estuvo a manos de las guaraníes y Colombia por el grupo A. Pero fue Paraguay quién de entrada impuso el ritmo del partido. Estuvo más firme en el plano defensivo y en el posicional frente al arco contrario, sobre todo con las fijaciones, pese a que María Estrada Castaño le dio vida al conjunto cafetero con varias atajadas.

 

Si bien el 18-11 para la Albirroja no era sinónimo de victoria tras el primer tiempo, pero en el complemento se encargó de que lo fuera. Siguió a tono en la defensa y el contragolpe se volvió letal para estirar aún más la ventaja y llevarse el triunfo por 35-17.

 

Las Lobas cazaron a República Dominicana

Chile llegó con todo a Buenos Aires y no les dio respiro a las caribeñas. Durante los treinta minutos iniciales aprovechó cada una de las falencias del rival y las atajadas de su arquera para contraatacar y sacar una clara diferencia de 16-4.

 

En la etapa complementaria apostó un poco más al posicional y la rotación, vía que le dio resultados para continuar manejando los hilos del partido, sobre todo por la efectividad en los lanzamientos, hasta quedarse con la victoria por 33-11.

 

Una buena y una mala para Argentina 

La Garra debutó con una contundente victoria frente a Guatemala pese a que le costó en los primeros diez minutos de partido. Sin embargo una vez que rompió la paridad nadie las paró. Con la jerarquía individual, sumada al gran trabajo colectivo y continuidad de la pelota se fue al descanso ganando 22-10.

 

En la segunda mitad volvió a la carga. Eduardo Peruchena movió fichas en el banco para que ingresen todas las jugadoras, que respondieron con creces. Con rigidez defensiva y velocidad en las fases ofensivas liquidó la historia por 43-14. Además, Camila Bonazzola fue la goleadora del encuentro con 7 tantos.

 

Sin embargo no todo fue bueno para Argentina. Luciana Mendoza sufrió un esguince de tobillo (lesión ligamentaria) cuando el encuentro prácticamente recién arrancaba.

 

Brasil se quedó con el triunfo

El último campeón panamericano tuvo que esperar quince minutos para sacar ventaja frente a Estados Unidos. Las norteamericanas muy metidas en el partido y la igualdad no se rompía. Pero cuando las brasileñas corrigieron los errores, demostraron por qué son candidatas y terminaron el primer tiempo ganando 17-7.

 

En el segundo anularon el ataque estadounidense (sólo tres goles en el complemento) y con varios contragolpes se repartieron los tantos en la cuenta personal de cada jugadora para estirar la diferencia aún más y sentenciar el 42-10 definitivo.

 

Por Mati Medinilla, periodista deportivo.